“Aprender los contextos de la vida es un asunto que tiene que ser discutido, no en el ámbito interior, sino como un asunto de relaciones externas entre dos criaturas. Y una relación siempre es producto de una descripción doble.  Es correcto (y un gran progreso) que empecemos a pensar las dos partes de la interacción con dos ojos, cada uno que da una visión monocular de lo que pasa y, juntos, proporcionando una visión binocular con profundidad. Esta visión doble es la relación”.   (Bateson, 1987)

Esta terapia también puede realizarse online:

 

Cuando las parejas se plantean ir a consulta, normalmente lo que ocurre es que están pasando por situaciones difíciles de vivir. A veces, estas complicaciones se producen por cambios puramente evolutivos, por ejemplo la llegada de los hijos que nos colocan de forma distinta como parejas. Otras veces, hay problemas de comunicación, de manera que las personas no se sienten entendidas ni reconocidas. En otras ocasiones, han podido vivir complicaciones como la infidelidad o los secretos que merman la relación.

También puede ocurrir que estén enfrentado situaciones que afectan más directamente a su sexualidad: dispaurenia o coitos dolorosos, vaginismo, eyaculación precoz, dificultades de erección u otras complicaciones. Estas problemáticas pueden ir acompañadas de ansiedad o depresión y llevan a las parejas a evitar las relaciones sexuales, afectando a su autoestima y calidad de vida.

Estas dificultades sexuales requieren de técnicas muy concretas, como la focalización sensorial, que permiten ampliar la experiencia sexual más allá del enfoque coitocentrico.

Sea cual sea el motivo de consulta, es muy importante ofrecer un espacio de confianza y confidencialidad con cada miembro de la pareja Es por ello que desde la terapia de pareja contamos con tiempos de trabajo individual con cada miembro y tiempo de trabajo en pareja.

Este proceso puede ser un trabajo de crecimiento y autoconocimiento para cada miembro de la pareja, al tiempo que también puede ser un tiempo de crecimiento como equipo y una oportunidad para relacionarnos con la sexualidad de manera diferente.

Los enfoques desde los que se entiende a la persona y a la pareja, así como el trabajo de acompañamiento son los Modelos Sistémicos (entienden a la persona como un sistema en relación con su entorno), la Logoterapia (centrada en el sentido de la vida), las Terapias Somáticas (buscan comprender y liberar las emociones atrapadas en el cuerpo) y las Terapias de Avanzada (basadas en las neurociencias intentan reprocesar traumas y generar respuestas positivas a una gran diversidad de trastornos y problemas).

Además, otras herramientas y técnicas que usamos para  abordar estas dificultades son:

  • Técnicas de Terapias de Avanzada (basada en las neurociencias): TIC, TdeA-EMDR o Escena Fundante
  • Técnicas narrativas
  • Metáforas y cuentos
  • Técnicas de crecimiento personal
  • Técnicas de Mindfulnees o atención plena
  • Técnicas de relajación
  • Psicoeducación
  • Técnicas corporales
  • Musicoterapia y arteterapia
  • Caja de arena